info@vivirmola.com

USA LAS METAS COMO SENTIDO COMÚN

Autor: Olga Fernández - 18/09/2018

Cuando no comprendes...

En las 24 horas del día suceden infinidad de pensamientos, o suceden la aparente ausencia de ellos. Porque lo que no sucede es la coherencia. Tu mente te dice una cosa, tu cuerpo otra y tu lista de deseos para el día otra distinta.

¿Qué hacemos? Comprender a la mente, abrazarla y recordarnos que ella está en estado de inconfort y por tanto manda mensajes de alerta al cuerpo, para que nos avise.

¿Qué mas hacemos? Tras asimilar que no estamos en la selva, y la mente no nos tiene que proteger del león ya estamos preparados para ir a la dimensión donde estan nuestros proyectos y nuestros sueños. Aquí la ilusión hará su parte, porque al respirar te cargarás de ella, y si lo que tenías es sueño, la ilusión hará de cafeina. Y si lo que tenías era dolor de cabeza, la ilusión hará de fármaco.

Cuando no comprendes es porque tus pensamientos almacenados en la mente chocan con tus deseos o tus circunstancias, cuando no comprendes la respuesta no es mental. Debes irte a la visualización de tu sueño, de los resultados que deseas alcanzar. Respira por unos minutos esos instantes sintiendo como si ya lo hubieras obtenido.

Ten compasión de esa mente nuestra que toma como normal esos hábitos cotidianos y aún no entiende de tus nuevas ideas y acciones. Ten compasión de ella, comprende con tu alma que no tiene culpa, pero tampoco motivos. Ella pretende dejarte en la zona donde medio se cree y no se crece, en la zona de confort.

En la incomodidad están los grandes progresos y en el desafío también. Si hoy tu gran desafío es superar el sueño o hacer algo nuevo, cuenta con que es la mente la que intenta frenarte, no es la intuición. Frente a lo desconocido se pone en modo alerta, nada más. 

Coge tus proyectos redactados, tu mural de visualizaciones y vuelve a emocionarte con la imaginación de haberlo conseguido. Visualízate contándome que lo conseguiste superando a tu mente en el día a día, superando el sueño o la pereza, como si fuera cuestión de vida o muerte cumplir con tus acciones para crecer y conseguir tus mentas. Riete mientras me lo cuentas en voz alta.  Los cuerdos hacen caso a la mente porque necesitan ese sentido, los locos imaginan, y los valientes imaginan que ya lo han conseguido. 

Valientes y compasivos con su  mente , son los que alcanzan el éxito al final de día, porque sus pequeños propósitos los lograron. La cima se escala paso a paso. Cada pequeño bache del día o choque de pensamientos programados en el pasado, forman la jornada del escalador.

Confía y usa tus metas como sentido común.

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha este enlace para mayor información.